El sector servicios crece pero se desploma la confianza

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp

El índice PMI de este sector, publicado este miércoles por S&P, se situó en julio en 53,8 puntos, ligeramente por debajo de los 54 puntos de junio pero todavía bastante por encima del límite de 50 puntos que marca la diferencia entre la contracción y el crecimiento de un sector económico.

«La encuesta de julio revela una expansión continua del sector servicios de España, ya que las empresas registraron otro aumento sólido de la actividad y un incremento modesto de los nuevos pedidos. De nuevo se contrató personal adicional, lo que permitió a las empresas mantener al día las cargas de trabajo en general», explica la firma.

El principal problema que experimentaron fue, un mes más, la inflación, que siguió encareciendo los costes de las compañías y, al mismo tiempo, empezó a afectar al consumo de los clientes. «La tasa de aumento de los costes siguió siendo considerable. Las facturas de la energía y de otros suministros volvieron a ser una fuente clave de presión alcista de los precios, mientras que también hubo informes de que el aumento de los salarios se estaba sumando al alza de los gastos operativos», apuntan.

Este incremento de costes llevó de nuevo a las compañías a subir sus precios finales «siempre que fue posible», de hecho S&P constata «un fuerte grado de incremento de las tarifas cobradas».

Pese al buen comportamiento de las ventas en julio, «las presiones al alza de los precios y un entorno económico y político mundial generalmente inestable» hundieron la confianza de las empresas de cara al futuro. «Los temores de una recesión en la segunda mitad del año fueron cada vez más habituales. El resultado neto fue una caída de la confianza hasta su nivel más bajo desde agosto de 2020».

Paul Smith, director de Economía de S&P Global Market Intelligence, señaló que «la actividad se expandió a un ritmo sólido en julio, respaldada por niveles más altos de nuevos pedidos y una nueva creación de empleo», pero avisó de que «es difícil no estar un poco preocupado por el crecimiento económico en los próximos meses, ya que un análisis minucioso de los datos de la encuesta reveló algunos verdaderos problemas este mes».

«A medida que el repunte de la actividad relacionado con la relajación de las restricciones por la pandemia continúa desvaneciéndose, las empresas encuestadas informaron de la creciente indecisión de los clientes debido al aumento de la inflación y del temor de una recesión económica. Algunas de las empresas encuestadas comentaron que las cifras del turismo, un importante motor de la economía española, están siendo generalmente más bajas de lo normal. En consecuencia, la confianza en el futuro se desplomó notablemente, registrando una fuerte caída mensual en comparación con junio, y se suma a la creciente posibilidad de que el sector se enfrente a un clima cada vez más desafiante en los próximos meses», agregó.

(Fuente: El Mundo)

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Calendario

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp