Empresas extremeñas de la construcción, comercio y servicios sociales tienen dificultades para encontrar mano de obra

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp

El 27% de las empresas tienen dificultades para encontrar mano de obra. Las tres ramas de actividad que tienen más peso en ese porcentaje –extraído de un estudio del Banco de España a nivel nacional– son la agricultura, la construcción y la hostelería. Todas tienen una fuerte presencia en Extremadura.

Solo la construcción y la agricultura suman 72.400 ocupados según la EPA (Encuesta de Población Activa) de diciembre. Es decir, más de un 18% del total de trabajadores durante el último trimestre del año pasado.

La importancia de estas actividades provoca que incluso se vea escasa la cifra de 10.000 trabajadores que faltan en la región que esta semana aportó Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura. «Casi ese número es necesario solo en la construcción», aseguran desde la Fundación Laboral de la Construcción.

No será este el único sector que necesitará mano de obra. La sanidad y los servicios sociales, las actividades relacionadas con las tecnologías de la información y la comunicación y el comercio, sobre todo el exterior, también van a demandar trabajadores y no tendrán facilidades para encontrarlos.

Por ello, los responsables extremeños de las políticas laborales miran al exterior. Fernández Vara se refirió a la inmigración y Javier Luna, secretario general de Empleo, a la posibilidad de atraer trabajadores de otras regiones para suplir las carencias, que se prevé que vayan en aumento, que tiene Extremadura. «Las personas se mueven entre comunidades autónomas y la clave está en ofrecer unas mejores condiciones», según Luna, que añade que la reforma laboral recientemente aprobada va a ayudar a generar una mayor estabilidad en el empleo y puede favorecer al mercado laboral extremeño.

En este sentido, hay muchos trabajadores de la construcción que residen en Extremadura pero cuyo puesto de trabajo está fuera de la región. «Todos los lunes salen 5.000 personas a obras, sobre todo, de Madrid y de la Comunidad Valenciana», expone Pedro Pérez, secretario de la Fundación Laboral de la Construcción. Mantener a ese personal en la región es una de las opciones para reducir las carencias de mano de obra que existen en la actualidad y que se van a ver agravadas en el medio y largo plazo. Sin embargo, no es algo que se considere factible. «Los montadores de pladur cobran el doble en Madrid que en Extremadura», afirman fuentes del sector.

Más urgente es la incorporación de 2.000 trabajadores para que el sector funcione con normalidad, según Pérez. Los perfiles que más problemas tienen las empresas para encontrar son los cualificados: oficiales de primera en electricidad o en fontanería o personal especializado en eficiencia energética, por ejemplo.

También hay escasez de encargados de obra. «El mercado demanda albañiles con una larga experiencia, que sepan interpretar planos, pero no hay», indican desde la Fundación Laboral de la Construcción. El problema que detectan es que la formación ha estado muy parada en los últimos diez años y no se ha ido recualificando a los trabajadores en topografía y planos para poder ahora ser encargados de obra.

En los institutos se comprueba que la construcción no resulta atractiva para los jóvenes. Los módulos de Formación Profesional relacionados con este sector están entre los menos demandados por los estudiantes. «No están yendo bien y eso que los que salen encuentran trabajo», recalcan desde la Fundación Laboral.

Formación

Para tratar de cambiar esta tendencia se ha desarrollado un plan formativo especial. «Estamos a poco de que se inicie, tendrá una duración de dos años, durante los que se plantean 40 acciones formativas y se espera llegar a más de 10.000 personas», detalla el secretario general de Empleo, que insiste en que se prestará especial atención a aspectos como el manejo de grúas o la gestión de planos.

Desde el sector aplauden el plan y destacan que las sesiones se van a llevar a todas las comarcas para facilitar la asistencia de los trabajadores.

Igualmente se buscan soluciones para dar respuesta a las necesidades urgentes de mano de obra que tiene la construcción. En esta línea, la propuesta de la nueva Formación Profesional es que los alumnos no tengan que cursar dos años para obtener su título. «La idea es que con formaciones de 300 o 400 horas se puedan habilitar y tener su certificado», expone Luna.

Por otro lado, la Consejería de Empleo ha realizado un estudio para analizar la disponibilidad real de los desempleados del sector de la construcción. Es decir, las posibilidades de que se incorporen a una empresa si reciben una oferta. Los resultados apuntan a que poco más de la mitad de los parados tienen una disponibilidad alta. «El 17% tiene una disponibilidad media, debido a dificultades para el desplazamiento o a condiciones familiares, y el 26% una disponibilidad baja, lo que significa que es muy difícil que se inserten en el mercado laboral», detalla Luna.

Más sectores

Más allá de la construcción, los empresarios del campo llevan, como los hosteleros, varios meses avisando de las dificultades que tienen para encontrar trabajadores. Al 40% de las empresas vinculadas a la agricultura y a más del 35% de las de hostelería, según las estadísticas del Banco de España a nivel nacional, les cuesta completar sus plantillas.

Una de las explicaciones que aportan desde el sector primario es que Extremadura es una de las únicas regiones en las que los trabajadores son autóctonos, en palabras de Miguel Ángel Gómez, gerente de Afruex, que ve con buenos ojos las palabras de Fernández Vara de favorecer la inmigración para cubrir las vacantes que tienen las empresas.

Esas palabras del presidente regional han sido muy criticadas por las plataformas de apoyo a las personas migrantes y refugiadas en Extremadura, que exigieron una rectificación al considerar que la preferencia manifestada desde el Gobierno regional por la inmigración latinoamericana supone una discriminación para los migrantes de otros territorios.

Por su parte, en la hostelería achacan las complicaciones para contratar personal a los horarios que hay en bares, restaurantes y cafeterías y a tener que trabajar los fines de semana y festivos. Además, las personas jóvenes que se forman en las diferentes ramas de este sector tratan de buscar empleo fuera de Extremadura.

La visión de los sindicatos, CC OO y UGT, es muy diferente. Defienden que no falta mano de obra, pero que las condiciones laborales en estos sectores son muy mejorables y faltan derechos y salarios dignos.

Precisamente, a mejorar esas condiciones puede ayudar la falta de mano de obra. Si continúa habiendo escasez de trabajadores, los salarios subirán.

Nuevos nichos de empleo

El secretario general de Empleo de la Junta de Extremadura, citando el último informe de BBVA, cifra en 14.000 los empleos anuales que se crearán en la región.

Apoya esta previsión en los proyectos que van a llegar a la región. «En 2020 se vendieron 28.600 metros cuadrados de suelo industrial y en 2021 fueron 287.900», informa Luna, que cree que es un indicador muy importante sobre el futuro de la región y destaca que las actividades relacionadas con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) demandarán unos 4.000 trabajadores y el comercio, cerca de 5.000.

En este último apartado, el peso del comercio exterior será muy destacado. Por ello, el pronóstico es que se demanden trabajadores en logística y transporte.

Un mayor crecimiento del empleo se espera en la sanidad y los servicios sociales. «Sabemos que van a tener un tirón importante y pueden ser necesarios unos 6.000 profesionales», especifica Luna. El envejecimiento de la población es una de las causas principales para esta evolución.

Al mismo tiempo que se detectan nuevos nichos de empleo, hay otros puestos de trabajo en los que se irá necesitando cada vez menos mano de obra. Eso hace que la cifra de trabajadores que Extremadura necesitará vaya a estar, para el secretario general de Empleo, muy cercana a los 10.000 que dijo Fernández Vara. «La construcción está derivando a más tecnología», ejemplificó Luna.

(vía Diario HOY)

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Calendario

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp