Empresas extremeñas presentan un 18% de rotación laboral al año

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Las empresas de Extremadura presentan un 18 por ciento de rotación laboral media al año, un punto superior a la media nacional del 17%, según un estudio de la empresa de recursos humanos Randstad.

Así aparece reflejado en el Informe de rotación laboral en España, en el que analiza el comportamiento de este fenómeno durante el 2022, caracterizado, principalmente, por un fuerte crecimiento como consecuencia del cambio de patrón que ha tenido lugar tras la pandemia.

Durante el último año, casi cuatro de cada diez empresas (un 38,5%) han experimentado incrementos en sus niveles de rotación, mientras que solo un 6,5% declaran haber observado disminuciones, según informaron fuentes de Randstad en un comunicado.

El estudio ha tomado datos de un total de 4.800 empresas de todos los sectores de la actividad durante el período comprendido entre julio y septiembre de 2022. El primer resultado, de carácter agregado, cifra la rotación media anual de las empresas españolas en un 17% en 2022.

Es destacable el hecho de que esta cifra varía mucho dependiendo de la región, con una horquilla que supera ampliamente los diez puntos porcentuales entre las comunidades autónomas con mayor y menos nivel de rotación. Detrás de las diferencias se encuentran factores sectoriales y otros vinculados al diferente dinamismo de los flujos de empleo en el presente año.

POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

De este modo, Andalucía (23,7%), Navarra (23,2%) y la Región de Murcia (22,7%) son las comunidades con mayores niveles de rotación. Les siguen, aún por encima de la media nacional (17%), Castilla-La Mancha (21,1%), Baleares (20,3%), Galicia (18,8%), Castilla y León (18,7%), Cantabria (18,4%), Extremadura (18%) y La Rioja (17,8%).

Con tasas por debajo del conjunto del país se encuentran Cataluña (16%), la Comunidad de Madrid (15,6%), Asturias (15,2%) y Aragón (14,3%). Cierran la lista, con las tasas más bajas de rotación laboral, Canarias (13,6%), la Comunidad Valenciana (11,7%) y País Vasco (9,1%).

Poniendo el foco en las distintas ramas de actividad, la principal conclusión es que la rotación no está evolucionando de manera homogénea, existiendo grandes disparidades sectoriales.

Hay determinados sectores muy expuestos a la crisis económica y laboral generada por la pandemia, como sucede en el caso de la Hostelería, donde casi dos de cada tres empresas (un 63,7%) han visto incrementado su rotación laboral.

En el otro extremo, se identifican actividades que, o bien se han convertido en sector de acogida para profesionales procedentes de sectores más afectados, lo que ha podido ocurrir en la Construcción, o bien han destacado como sectores ganadores de atractivo durante los últimos años, como el caso del sector de la Información y las comunicaciones. En ambos casos, menos del 30% de las empresas de ambos sectores han visto crecer la rotación en el último año. Muy cerca de dicha cifra se encuentra el sector del Comercio, en el que solo un 31,2% de las empresas han visto aumentar la rotación durante los últimos 12 meses.

Además de evaluar los niveles de rotación en 78 sectores, el informe elaborado por Randstad establece un top 15 que recoge aquellas áreas en las que el nivel de rotación es mayor.

Las actividades que se recogen en este ranking son muy diferentes entre sí, puesto que se encuentran tanto algunas de tipo industrial (Industria del cuero y calzado, Confección de prendas de vestir, Industria de la madera e Industria alimentaria y Fabricación de bebidas) como también actividades vinculadas a la Construcción, Minería y varias rúbricas que caen dentro del gran bloque de Servicios (Servicios de comidas y bebidas y de alojamiento, Transporte marítimo, Otros servicios personales, Juegos de azar y Publicidad y estudios de mercado).

En contraposición, el informe señala también a los 15 sectores con menor nivel de rotación. La composición sectorial no denota un patrón muy claro en el caso de los sectores con menor rotación, ya que en dicho club se integran actividades industriales (Fabricación de otro material de transporte, Metalurgia, Industria farmacéutica o Fabricación de equipo eléctrico, entre otras), de Servicios (Investigación y desarrollo, Educación, Telecomunicaciones, Bibliotecas o Seguros, por citar algunos ejemplos) o actividades mineras.

Entre las causas que provocan el aumento de la rotación, destaca sobre el resto el mayor número de oportunidades laborables que existen en otras empresas para los trabajadores (77,2%), seguida por el riesgo de trabajar en determinado sector a raíz de la pandemia por los ERTE, cierres forzados, etc. (31%).

En menor medida se encuentran la imposibilidad de atender las demandas de los trabajadores por parte de los empleadores, tanto las salariales (24,1%) como las enfocadas a mejorar las condiciones de flexibilidad como el teletrabajo (23,3%).

Aún teniendo en cuenta estos datos, más de la mitad de las empresas (un 55%) han mantenido a lo largo del último año unos niveles de rotación aproximadamente estables. En este caso, el motivo mayoritario ha sido la ausencia de cambios en las condiciones laborales del seno de la empresa, pero también en las de la competencia (34,1%).

El buen clima laboral de la compañía (28,4%), la falta de factores desestabilizantes (27,5%) y el inmovilismo del nivel de riesgo de trabajar en el sector (26,3%) también han contribuido a contener el aumento de la rotación.

En el otro extremo, solo un 6,5% de las compañías admiten haber disminuido el nivel de rotación en los últimos 12 meses. Esto se debe, mayoritariamente, a la internalización de la plantilla tras la entrada en vigor de la reforma laboral (42,7%), pero también han influido otros factores como la capacidad de reaccionar ante las peticiones de flexibilidad de los trabajadores (23,5%) o la mejora del clima laboral (19,9%).

El estudio de Randstad también ha dirigido su atención hacia el futuro inmediato, y las empresas encuestadas han aportado su expectativa en relación con la evolución de la rotación en el próximo año.

En este sentido, una cuarta parte de las empresas (25,1%) espera que sus niveles de rotación crezcan en el futuro inmediato, mientras que solo un 8,7% espera descensos, por lo que la tendencia general se inclina hacia crecimientos en la cifra global de rotación en el próximo año.

No obstante, es necesario matizar dicha evolución por el hecho de que casi dos tercios de las empresas (66,2%) creen que sus actuales niveles de rotación se mantendrán relativamente estables en los próximos 12 meses.

(Fuente: Europa Press / RG)

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Calendario

noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp