Se prevé que más del 50% de las empresas españolas suban los precios en estos meses

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Expertos, gobiernos e instituciones piden a empresas y trabajadores que se repartan los costes de la crisis. Esto significa: para los trabajadores, que no piden muchas subidas de sueldo; y, para las empresas, que aguanten la presión en los márgenes de beneficio y no aumenten los precios finales. Esto último, sin embargo, no se está produciendo.

Según la última Encuesta del Banco de España sobre la Actividad Empresarial, correspondiente al segundo trimestre de este año y publicada este viernes, un 38,1% de las empresas en España han subido sus precios desde marzo; mientras que otro 35,7% tiene previsto hacerlo durante el verano. Esto supone que cuando septiembre llegue a su fin, un 73,8% de las empresas del país habrá subido los precios respecto al año pasado.

Esta traslación de los costes a los salarios se refleja ya en la inflación subyacente, que cerró mayo en el 4,9%, según los datos confirmados este viernes por el INE. De hecho, un 60% de los productos que consumimos suben ya más de un 4% y la subida del 40% supera el 6%.

Pese a la tendencia a subir precios, el Banco de España destaca que «los incrementos actuales y los previstos para los precios de venta siguen siendo inferiores a los registrados en el coste de los consumos intermedios, lo que continuaría apuntando a una compresión de los márgenes empresariales, más intensa en las ramas en las que la situación cíclica, aproximada por la brecha entre el nivel de facturación actual y el previo a la pandemia, es más desfavorable».

En el segundo trimestre, un 76,8% de las empresas sufrieron un aumento de costes de los consumos intermedios, un porcentaje muy elevado pero cinco puntos inferior al de las compañías que estaban en esta situación en el primer trimestre. Esto le permite al supervisor hablar de «una incipiente desaceleración de las presiones de costes» en casi todas las ramas, a excepción de la construcción y la hostelería. En estos dos sectores, por el contrario, cada vez hay más compañías que reportan una subida del precio de los inputs productivos.

De cara al próximo año (hasta junio de 2023), siete de cada diez sociedades esperan que la presión de costes sigua siendo elevada y que también aumenten los costes laborales. Esto se debe, por un lado, a las expectativas y, por otro, a las presiones sindicales a favor de subidas salariales.

Además del aumento de costes -el 80% padece la subida de la energía en su proceso productivo-, casi un tercio de las empresas sufre dificultades en el suministro (sobre todo pertenecientes a la industria manufacturera, donde la padecen el 50%, y también en la construcción y el transporte).

Un 47,5% cree que esas disrupciones en las cadenas globales durarán al menos hasta final de año, con lo que se retrasa el momento previsto para su superación definitiva.

La falta de mano de obra es otro de los problemas que acecha al tejido empresarial. De hecho, un 28% de las firmas percibe que la escasez de personal está afectando negativamente a su actividad, con situaciones especialmente comprometidas en sectores como la hostelería -donde el 50% tiene dificultades para contratar-, o la construcción -45%-.

Como es lógico, las empresas que están teniendo más dificultades para obtener suministros y que, cuando lo consiguen, los pagan más caros, son las que más están subiendo los precios finales; mientras que aquellas que tienen más dificultades para contratar son las que cuentan con tener que pagar salarios más altos los próximos meses.

Con este escenario, ha bajado hasta el 28% el porcentaje de empresas que tiene previsto realizar nuevas inversiones en tecnología, frente al 48% que lo planeaba a cierre de 2021.»En la misma línea, se observan descensos apreciables en la proporción de las compañías que piensan ampliar sus actividades a nuevos mercados o con nuevos productos, implantar nuevos canales de venta o ampliar el teletrabajo», explica el supervisor.

La subida de precios, la disrupción en los mercados globales y la falta de mano de obra ensombrece las perspectivas de recuperación. El Banco de España advierte de «un cierto retraso en la fecha prevista de recuperación del nivel de actividad prepandemia», ya que la proporción del total de las empresas que esperan que ello ocurra después de 2022 ha subido hasta el 31%, casi 14 puntos porcentuales más que a finales del año pasado. Por ramas, este porcentaje sigue siendo más elevado en las actividades de los servicios en las que la brecha de actividad respecto al nivel previo al covid es mayor, como la hostelería, el ocio y el entretenimiento.

(Fuente: El Mundo)

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Calendario

noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp